Ya sea por crecimiento personal, mejoras en la salud u otros…al yoga cada día se le suman más personas interesadas en experimentar por sí mismas el abanico de beneficios que brinda en diferentes niveles. Si bien algunos se pueden percibir desde el primer contacto, es a través de una práctica consciente y constante que realmente logras aprovechar al máximo las bondades que te ofrece. Algunas de las más destacadas son:

  • Desarrolla el autoconocimiento y permite vivir la experiencia profunda de ti mismo(a). 
  • Relaja y reduce el estrés, demostrándose científicamente como un buen complemento de la terapia para casos de ansiedad, depresión y gestión de emociones en general. 
  • Alivia síntomas de algunas enfermedades y dolores crónicos, e igualmente, contribuye en su prevención.
  • Mejora la autoestima y las relaciones con otros. 
  • Aumenta la capacidad pulmonar y mejora la respiración.
  • Cultiva la paz interior. 
  • Enseña a estar más presente. 
  • Mejora la concentración y la memoria.
  • Desarrolla la paciencia.
  • Ayuda a quemar calorías.  
  • Aumenta la fuerza y flexibilidad del cuerpo. 
  • Desarrolla la creatividad y el encuentro de soluciones.
  • Reduce la fatiga y aporta vitalidad.
  • Mejora la calidad del sueño. 
  • Favorece una postura corporal saludable.

Mi invitación es a que te animes a probar y vivir tu propia experiencia. Recuerda que si estás empezando, lo recomendable es apoyarte con un profesor (a) certificado (a) que pueda orientarte en una práctica de manera segura y adecuada a tus necesidades y/o condiciones actuales.

Autora: Lic. Marina Núñez (colaboradora)

Suscribete

Unete a mi lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones.

You have Successfully Subscribed!