Hoy la vida te regala la posibilidad de sanar.

Tomar los desafíos cotidianos como meras situaciones de las que no queda más que quejarse, te aleja del potencial que esconde para que trasciendas tus límites, que son principalmente creencias carentes sobre tu capacidad de ir por lo que sueñas, defender tus derechos, establecer límites, usar tu voz para expresar lo que sientes con coherencia y contundencia sin ofender ni auto-agredirte.

Vivimos en un mundo que en el momento que más parece convulsionar, surge una sintonía mayor que conecta a sus ciudadanos con la necesidad de evolución, de despertar, y es allí cuando estamos llamados a tomar el caos como espacio vital para la construcción de un nuevo orden.

Es una decisión de conciencia elegir crecer ante las adversidades que tu vida presenta, rescatar tu creatividad existencial para sortear las condiciones que el camino que has elegido te plantea, fortalecer tu intuición frente a situaciones nebulosas y potenciar el uso de la afectividad tan necesaria para los escenarios de encuentro y diálogo con los otros.

Si vas a ser libre, que sea de excusas, que sea de miedos, que sea de carencias, que sea de odios, que sea de ofensas. Recuerda “la última de las libertades humanas es elegir la actitud con la que enfrenta sus situaciones de vida”.
(Victor Frankl).

Foto: Subham Dash

Suscribete

Unete a mi lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones.

You have Successfully Subscribed!