¿Qué es el Mindfulness?
Significa <<atención plena>> o <<plena consciencia>>. Su práctica (en una versión adaptada) es introducida a Occidente por el Dr. Jon Kabat-Zinn, principal referente en este tema, y quien lo define como: “Prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar”.

Sobre la ansiedad:
Es un sentimiento de miedo e inquietud ante aquello que se percibe difícil o amenazante (afrontar un problema en el trabajo, hablar en público…); evidenciándose con síntomas como sudoración, tensión, pensamientos negativos, entre otros. Resulta natural en ocasiones puntuales, salvo que llegue a niveles patológicos como trastornos de ansiedad, ante lo cual es vital tratarlo con un profesional de la salud.
Es importante destacar que no se “elimina”, sino que se aprende a gestionar. Considerando que nace de la preocupación por cosas que ya pasaron (pasado) o pueden pasar (futuro), una forma de manejarla saludablemente que se ha demostrado científicamente, es con el Mindfulness.

El Dr. Kabat-Zinn precisamente ha sido pionero en integrarlo con la ciencia occidental, probando a través de su programa Reducción del estrés basada en la Atención Plena (REBAP) diferentes efectos positivos en la salud, incluyendo la disminución de la ansiedad. Desde entonces, han surgido múltiples estudios al respecto.

Algunas bondades del Mindfulness para manejar la ansiedad son:
* Mejora la regulación emocional. Al prestar mayor atención a lo que surge en el presente, se toma más consciencia de las emociones y pensamientos, aumentando la capacidad de gestionarlos saludablemente y permitiendo vivir desde lo real.
* Contribuye a recuperar el equilibrio interno, desarrollando un cambio de actitud mental que enriquece la vida, así como mayor capacidad de discernimiento y compasión ante la crítica interna o control excesivo.
* Permite aliviar la tensión muscular y aturdimiento, ya que el cuerpo se relaja.
* Ayuda a controlar los ataques de ansiedad.

Son varias las alternativas que existen para poner en práctica el Mindfulness como: la respiración consciente, el escaneo corporal, visualizaciones, entre otras. Si por alguna razón, sientes que no sabes cómo aplicarlo en tu caso en particular, o que la ansiedad te sobrepasa, lo recomendable es que acudas a un especialista y logres mejorar tu calidad de vida.

Autora: Lic. Marina Núñez (colaboradora)

Suscribete

Unete a mi lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones.

You have Successfully Subscribed!